Estudiar y trabajar en Irlanda

Programa «Año Académico» en Irlanda

El programa «Año Académico» en Irlanda es apto para estudiantes no Europeos e incluye 25 semanas de matrícula (curso de inglés de 15 o 20 horas semanales) que conducen a un examen de certificación reconocido a nivel mundial, con una visa de 8 meses. El curso de inglés está diseñado para asegurar que los estudiantes completen el programa con, al menos, un nivel más alto que su nivel de entrada. Este programa tiene un comienzo cíclico, así que los estudiantes pueden empezar cualquier lunes. Como requisito, los estudiantes deben tener 18 años de edad antes de la fecha de inicio del curso y tener un nivel mínimo A1 (Elemental) de inglés.

Trabajo
Todos los estudiantes inscritos en este programa tienen derecho a trabajar 20 horas a la semana durante el curso y durante la duración de la visa. Los estudiantes también tienen derecho a trabajar a tiempo completo (40 horas semanales), pero esto está limitado a 8 semanas y solo durante un periodo definido que va desde junio a septiembre y desde el 15 de diciembre al 15 de enero.

Registrarse en GNIB
Cada estudiante inscrito en el programa «Año Académico» debe registrarse en GNIB (inmigración local) a las pocas semanas de su llegada a Irlanda. Para registrarse, los estudiantes deben solicitar una cita online. La mayoría de las citas estarán disponibles durante las 6 semanas posteriores a la fecha de reserva de la cita y los nuevos horarios de citas se publicarán cada día a las 06:00am (GMT). Los estudiantes deberán pagar €300 mediante tarjeta de crédito en el momento de la cita. Su tarjeta GNIB (Irish Residence Permit) se enviará a su dirección irlandesa en los 7 días siguientes.

Para concertar tu cita: www.inis.gov.ie

Evidencia de fondos
Para registrarse con GNIB, los estudiantes deben demostrar que tienen acceso a un mínimo de €3.000 para mantenerse. Los estudiantes deberán traer consigo un extracto bancario actual, de menos de un mes, que muestre esta cantidad de dinero, así como la situación de la cuenta en los últimos 6 meses para obtener una cuenta a su nombre (como en su pasaporte) acompañada de una tarjeta de débito con el mismo nombre y la misma cuenta bancaria. La cartola bancaria no tiene que ser en inglés, siempre que el texto esté en alfabeto romano y el nombre del estudiante y la moneda sean claros. Los estudiantes también pueden usar una cartola bancaria de sus padres, en el caso de que los estén financiando. Cualquier declaración de una cuenta parental debe compartir el mismo apellido del estudiante e ir acompañada de una copia a color de su pasaporte.

Apertura de una cuenta bancaria irlandesa
Debido al aumento de las regulaciones para el cumplimiento de fraude de la Unión Europea, los bancos irlandeses se han vuelto estrictos en cuanto a la apertura de cuentas bancarias para estudiantes no pertenecientes a la UE. Los institutos de inglés pueden ayudar a sus estudiantes a abrir una cuenta bancaria en Irlanda una vez hayan solicitado un número de PPS (tarjeta de servicios sociales irlandesa) y tengan una oferta de trabajo en Irlanda.

Mayor información: www.condor-idiomas.com

La estadía de Pablo en Dublín

Pablo - Curso de inglés en Dublín

Pablo Skarmeta es de Santiago de Chile, tiene 23 años y durante el 2013 tuvo la oportunidad de estudiar durante dos meses en el país que está de moda para el intercambio de jóvenes: Irlanda.

¿Cuáles fueron tus razones para hacer este viaje?
La razón principal para hacer este viaje fue el hecho de poder ir a perfeccionar mi inglés, yendo a un país que me permitía poder recorrer Europa.

¿Por qué elegiste Dublín como destino?
Elegí ir a Dublín ya que es un lugar al que creo nunca habría ido en mi vida si no fuese porque me plantearon la opción en la agencia. Investigue acerca del país (Irlanda) y me pareció fantástico, un lugar fuera de lo común, que nadie se plantea como destino. En definitiva mi motivación fue ir a conocer un lugar donde no sabía lo que me esperaba.
Además, ir a Irlanda tiene algo muy positivo, que es el hecho de no estar en una de las grandes ciudades de Europa, pero poder conocerlas en un par de horas en avión por precios muy bajos. Recuerdo que por mi pasaje de Dublín a Edimburgo, Escocia, pague alrededor de 50 euros ida y vuelta (algo así como 32.000 pesos chilenos) y encontraba alojamientos bastante buenos por 15 euros la noche en hostales (como 10.000 pesos chilenos por noche), por lo tanto si buscan un lugar distinto y con conexión a las grandes capitales europeas, Dublín es la opción.

Cuéntanos tu experiencia…
Dublín es una ciudad donde me gustaría vivir. Creo que esa frase resume mi experiencia. Creo que esta oportunidad que me dieron con mucho esfuerzo mis padres, debe tomarla todo el que pueda. Es algo único en la vida, sobre todo para nosotros que como Chilenos nos cuesta salir de nuestra comodidad a explorar nuevos horizontes. El hecho de conocer gente de otros países y poder compartir e incluso diferir y generar discusión acerca de las distintas culturas es algo impagable (lo digo por experiencia propia con unos amigos Árabes que conocí en Dublín).
Quiero decir a todos quienes lean mi experiencia, que ir a Dublín es de las mejores cosas que me han pasado en la vida y que no paso un solo día en el que no extrañe a la gente que conocí y la vida que allí tenía, por lo que puedo decir que mis expectativas acerca de este viaje no solo se cumplieron, sino que se vieron sobrepasadas.
Para terminar, quiero decir que la agencia se porto increíble ante cualquier situación que surgió con quienes viajamos con ellos. Solo puedo decir… VAYAN!